1936 – Esclata la Guerra Civil espanyola, i Igualada i comarca entren en un període llarg i fosc

180

Jordi Puiggròs / Albert Vendrell

Entrem en un període fosc, llarg i de dramàtica memòria per a tots. La Guerra Civil espanyola va sotmetre en el caos a tot el país des de 1936 a 1939. També, és clar, a Igualada i comarca, que formaven part del sector republicà, legal i democràticament constituït, davant el cop d’estat del General Franco. És molt complicat en quatre setmanes explicar-vos què va succeir en aquells anys a la ciutat, i hi ha excel·lents relats històrics, afortunadament, que podeu consultar si voleu. Per tant, en els properes quatre setmanes trobareu detalls concrets, capítols extrets aleatòriament, que serveixen per fer-vos una pinzellada del què va ser aquell període.

De l’any 1936, us hem extret part del relat que el propi alcalde d’Igualada, Josep Morera Miserachs, va fer de puny i lletra.  Aquest relat va ser publicat l’any 2011 a la Revista d’Igualada, en una transcripció efectuada per Roser Grau i Llucià amb notes a càrrec d’Antoni Dalmau i Ribalta, un dels igualadins que millor ha sabut explicar què va passar a la ciutat aquells anys…

Amb gorra, l’alcalde Josep Morera. Arxiu AFMI.

Morera, va redactar durant els primers mesos de la Guerra Civil (1936) una mena de dietari. “Escrita, doncs, per un testimoni especialment rellevant, relata el terror i les dramàtiques circumstàncies d’aquells primers dies, en què van produir-se un centenar d’assassinats i la crema i la destrucció de símbols religiosos a la rereguarda igualadina. Es tracta, en definitiva, d’un document importantíssim per a la història recent de la ciutat”, explicaven els autors de l’article.

Morera i Miserachs va cessar com a alcalde d’Igualada el 27 d’octubre de 1936, amb la constitució del nou Consell Municipal, però va continuar essent regidor en representació d’ERC. El nou alcalde va ser Pere Bertran i Tarés (1893-1985), també d’ERC.

Aquesta és la primera part del relat de l’alcalde Morera:
Para no confiar demasiado de la memoria, dejo apuntados todos estos detalles que juro, son verídicos, ciertos y pura verdad, hechos graves ocurridos en mi ciudad-cuna Igualada, desde el pasado mes de Julio año 1936, causa de la guerra civil que se está desarrollando en toda España, de mucha gravedad lo pasado, lo que pasa, que pueda pasar o me pueda pasar tambien frente circunstancias tan anormales y el proceder de hombres que mas bien así desenfrenados parecen bestias.

Observo muy poca dignidad, falta de verguenza si cabe que no hay siquiera un poco de humanidad, hay hombres que han perdido su figura robando, menospreciando toda intervención honrada, contestando desplacidamente, barroeramente, groseramente fuera de tono, con ideas extravagantes o con enganyo cuando parece contestan como se debe a réplicas o requerimientos que se les hacen.

Da asco vivir estos tiempos, no hay cerebro, me faltan calificativos por la magnitud de tanta maldad como se aprecia y uno lo nota cada dia mas que pasa.

Día 18 de Julio, sábado.
La Radio informa noticias que el pueblo comenta con pesar e intranquilidad, nada anormal.
Ultimas horas de la tarde, desde la consejeria de Gobernación se ordena la clausura de los locales Ceda y Centro Carlista, cuidando de su cumplimiento la Guardia Civil. Dadas las noticias alarmistas queda montada vigilancia nocturna de dichas fuerzas y me paso toda la noche con el Teniente de la G.C. y el Jefe de vigilancia municipal A. Castro, hasta ya de madrugada, conviniendo que al dia siguiente y sucesivos, quedan determinadas las mismas precauciones tanto de dia como de noche, como asi se hace, asi como una pareja de guardias en el Ayuntamiento permanentes. (…)

Fotografia de Procopi Llucià del taller de l’exèrcit de carteres i fundes per a municions,
al carrer St Carles de J. Enrich Serra (22-12-1936). Arxiu AFMI.

Día 20 Julio, lunes.
Antes de mediodia vienen al Ayuntamiento los individuos que componen el Comité Antifascista, algunos con escasos modales, faltados de respeto, muchos fueros y diría insultos, se nota diferencia de clases, notando un pleno dominio de las sindicales, quieren la total libertad del Ayuntamiento, no consiento, me opongo, rehuso formar parte del Comité en absoluto y no puedo ceder el Ayuntamiento por depender del pueblo en general y no debo ceder mas que a un nuevo organismo igual o sopena de destitución.

Disponen, ordenan, mandan con las facultades que dicen tener, como un verdadero gobierno de la ciudad y también van y vienen individuos que dicen ser o serán milicias que las van a formar.

Día 22 de julio, Miércoles.
Como en el día de ayer estamos en paro general. El Comité esta reunido permanente, sigue el dia como los anteriores, la G.C. recibe orden de concentrarse en Barcelona y estas fuerzas que tanto han hecho en mi ayuda a eso de las 12 ½ se marchan en un auto de la Hispano Igualadina. Aquí empieza la mala cizaña para la ciudad, ya se ha requisado algún coche. (…) Hoy a la hora señalada, estan saqueando la Rectoría e Iglesia de la Soledad, seguidamente voy al Ayuntamiento, encontrando varios individuos del Comité, recuerdo Ferrer, Btme. Torner, Mensa y otros, pero antes habia pasado por la Rectoria de Sta. Maria que ya estaban al corriente de cuanto sucedia, como seguidamente corrió por toda la ciudad. Los dichos individuos del Comité no daban la mínima importancia y mientras, solicito conferencia a Barcelona, en estas todo eran entradas y salidas de gente que lucian sendas pistolas como tambien las presumian la mayoria de los componentes del Comité, mientras viene noticia de que han incendiado objetos del culto en medio de la calle y que ahora se dirigen a los P.P. Capuchinos, tambien un ciudadano anuncia por telefono arde el convento de los Capuchinos.

Escrit de memòries de l’alcalde Josep Morera Miserachs, de l’any 1936 a Igualada, corresponent al 18 de juliol, “Día del Alzamiento”.

(…) Quien puede contener lo que pasa, como afrontar las cosas y la presencia de tanta gente con armas que son muchos, ello me descorazona, unicamente se ven individuos de C.N.T. y POUM, algunas caras que no sabia fuesen de tales agrupaciones como en tan pocas horas ha florecido tanta grandeza por las sindicales, estamos en una verdadera revolución (…) Reina desorden completo, tristeza publica por locura en tan grande escala, ahora ya se sabe del saqueo al convento de los P.P. Escolapios, conventos de M. Divina Pastora, M. Escolapias y capilla de los Dolores, somos ya de noche.

Podeu llegir l’article sencer, molt interessant, a:
https://www.revistaigualada.cat/mots/ajuntament-digualada-1936/